Canal Salud
El termalismo agua y balnearios
TIPOS DE CURAS CON AGUA MEDICINAL.
Existen diferentes técnicas y tipos de tratamiento con aguas termales, siendo las principales: La vía oral, en forma de baños, en forma de inhalaciones y la aplicación de peloides.
Mas sobre el termalismo
Por vía oral: La toma de aguas mineromedicinales por vía oral tiene efectos directos en el organismo, contribuyendo al bienestar general. Esta aplicación mejora funciones concretas, sobre todo las relacionadas con el aparato digestivo, los riñones y las vías urinarias. Las aguas también pueden ser aplicadas en forma de gargarismos.

En forma de baños: Consiste en la inmersión en bañeras o piscinas con agua termomineral suministrada a determinada temperatura durante un tiempo establecido. Es el modo de aplicación externa más habitual de las aguas termales. Los baños se pueden tomar combinando diferentes temperaturas, alternando calor y frío. Las estaciones termales disponen de bañeras en las que se dispensan baños de burbujas producidas mediante aire a presión, así como afusiones con agua a presión a modo de hidromasaje. Otra técnica consiste en las duchas, que se aplican combinadas con los baños y sirven de masaje estimulante a los grupos musculares; el agua se proyecta a diferentes zonas del cuerpo a distintas temperaturas y con diversos grados de presión. Las saunas de vapor se administran también a diferentes temperaturas. Se trata de cajones de vapor termal y baños turcos que actúan abriendo los poros de la piel y ayudan a eliminar impurezas. Este sistema se combina a menudo con el hidromasaje y la terapia de chorro profundo, o con tratamientos de aromaterapia.

En forma de inhalaciones: Este tratamiento consiste en efectuar inhalaciones de agua termomineral o de vapor mediante aparatos especiales.

En forma de peloides: Es la aplicación de barros, lodos o simplemente agua, extendidos por todo el cuerpo o sobre una zona concreta. Con esta técnica se consiguen sorprendentes resultados en el tratamiento de trastornos circulatorios o funcionales. La mayoría de los balnearios ofrecen sesiones de baños de barro acompañados de masajes terapéuticos y reductivos. Los barros son también excelentes como mascarillas, incluso para casos de acné, psoriasis y diversos tipos de eritema.